nutriendomicambio_mentalidaddieta

Cómo romper con la mentalidad dieta

El concepto dieta está muy extendido en nuestra sociedad. Puedes hacer tú misma la prueba. Ahora que se acerca el verano, ¿cuántas personas de tu alrededor van a empezar una dieta o sino, van a empezar a controlar un poco lo que comen?  Seguro que te ha salido más de una.

Esto es porque vivimos sometidos a la mentalidad dieta, y esto no quiere decir exclusivamente hacer dieta, sino concebir tu alimentación como si estuvieras haciendo una, sin darte cuenta. Defines los alimentos como buenos o malos, incluso tienes en tu mente una lista de productos prohibidos.  Te sientes culpable si te excedes en las comidas o cuando consumes productos procesados. Piensas cómo van a afectar tus comidas a tu cuerpo. ¿Te suenan estos pensamientos? 

Todos estos conceptos que forman parte de nuestra forma de relacionarnos con la comida es lo que se llama mentalidad dieta.

Y todos estos conceptos los has ido incorporando porque, probablemente, has crecido rodeada de mensajes que promueven la necesidad de perder peso o modificar el cuerpo para sentirte bien o, incluso, para tener salud. Aunque, paradójicamente, sucede todo lo contrario y hacer dieta puede dañar tu salud y empeorar tu relación con la comida.

Porque aunque te cueste creerlo, hacer dieta, restringir alimentos, compensar comidas o sentir vergüenza al comer determinados alimentos, no contribuye a cuidar tu salud. 

Por suerte, poco a poco,  querer aprender a comer sano con flexibilidad y practicar hábitos saludables sin buscar la pérdida de peso va consiguiendo más adeptos, tanto entre los profesionales de la nutrición como entre las personas de a pie, y esto es clave para sumar esfuerzos y romper con la mentalidad dieta. Una tarea nada fácil teniendo en cuento todo el exceso de información que nos rodea.

Eliminar la mentalidad dieta de tu vida te ayudará a sentirte mejor y a nutrir tu salud física y mental. Y esto es lo realmente importante si buscas cambios que ayuden a cuidarte de forma respetuosa con tu cuerpo y tu mente.

Sin embargo, después de tantos años conviviendo con la mentalidad dieta, es posible que no sepas por dónde empezar. Por eso, a continuación, voy a compartirte varias cosas que pueden ayudarte a conseguirlo.

¿Cómo romper con la mentalidad dieta?

-Primero de todo es imprescindible ser consciente de qué es la mentalidad dieta. Esto te permitirá detectar esos momentos en los que concibes la alimentación como tal, poder cambiar tu actitud y progresivamente ir dejándola de lado. No es un proceso que se hace de una día para el otro, porque es un concepto que tenemos muy incorporado en nuestro día a día. Pero todo es empezar.

Si por ejemplo, evitas comer pizza un lunes aunque te apetece porque crees que sólo puedes comerla durante el fin de semana, es porque estás en mentalidad dieta. O si sientes que tras una comida con amigos tienes que salir a dar un paseo para compensar los excesos, también.

Tienes que marcarte objetivos diferentes a la pérdida de peso y que estén relacionados con conductas que te hagan sentir bien y, además, dependan de ti. Es decir, salir a
pasear, comer frutas y verduras cada día o dedicar tiempo suficiente a las comidas.

Apuesta por aprender a comer sano y olvídate de hacer dieta. Si aprendes a comer sano con flexibilidad, establecerás una relación saludable con la comida, disfrutarás de cualquier ágape con independencia de su calidad nutricional y lograrás practicar unos hábitos de alimentación saludables. De esta forma te sentirás cómoda  sin la necesidad de tener que comer siempre de una determinada manera.

-Deshazte del ruido dieta que te rodea. Este punto puede que sea el más difícil ya que los medios de comunicación, las redes sociales, incluso nuestras amistades nos envían constantemente mensajes sobre cuerpos perfectos, estar delgado, alimentos
buenos y malos…  Intenta hacer limpieza de tus redes sociales, elimina todos esos perfiles que hablan en este sentido, etc. Aprende a ignorar los mensajes relacionados con la mentalidad dieta.

Ten en cuenta que en internet también existen interesantes recursos para
combatir la mentalidad dieta y aprender hábitos de alimentación saludable.

– Aprende a escuchar tu cuerpo y tus necesidades. Con el tiempo nos hemos desconectado de nuestro cuerpo y no sabemos identificar las sensaciones de hambre y saciedad. Es el momento de tomar conciencia, de cada vez que comes ver cómo te encuentras, como te sienta la comida después,… Comer con atención y sin distracciones.

Aprende a disfrutar de cualquier comida. Sentir placer al comer con independencia de los ingredientes que haya en tu plato y, sobre todo, hacerlo sin culpa, sin remordimientos y sin esa voz crítica que no te permite disfrutar de la comida.

Acabar con la mentalidad dieta y adquirir hábitos de alimentación saludable
es todo un proceso de aprendizaje que lleva su tiempo. 

PD: Como hoy es el Día Internacional sin dietas, quiero obsequiarte durante una semana, desde hoy y hasta el 13 de mayo, con un 40% de descuento en mis cursos Aprende a comer sano y Despierta tu talento en la consulta de nutrición. Además por la adquisición de unos de los dos cursos, acceso GRATUITO  a la masterclass Enseña a los peques a comer sano sin obsesiones.

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.