¿Cuál es la mejor dieta?

¡Hola querido lector!

 

Quiero empezar esta nueva entrada haciéndote la siguiente pregunta.

Cuando quieres mejorar algún aspecto relacionado con tu salud , ¿haces dieta o comes sano?

De forma tradicional, la mayoría de personas que se encuentran en esta situación, suelen ir al médico para recibir esa dieta de cajón que aparentemente sirve para todos y para todo, ¿verdad?

Este es desde mi punto de vista el motivo principal por el que muchas personas, y puede que también tú, sigan pensando que para conseguir solucionar esa alteración en su salud (o prevenirla), es necesario seguir uno de esos papeles en blanco y negro, con letra pequeña y comidas a la plancha, sin sal ni alegría.

Me encantaría que supieras que hay otra alternativa a las dietas, más satisfactoria, divertida y duradera en el tiempo. Esta opción se llama APRENDER A COMER SANO PARA SIEMPRE, sin fecha de caducidad, sin aburrirte, sin pasar hambre, sin prescindir de los eventos sociales, sin prohibirte alimentos y sin las ganas de querer abandonarla porque ya no puedes más.

Para que conozcas por qué te recomiendo APRENDER A COMER SANO en lugar de EMPEZAR UNA NUEVA DIETA que acabarás abandonando algún día, he buscado 7 de las principales diferencias entre un estado y otro. Puedes verlas en la siguiente infografía. Párate a leerla y reflexiona  ¿estás de acuerdo conmigo?, ¿añadirías alguna diferencia más?

Hacer dieta suele implicar la prohibición de ciertos alimentos, algunos no saludables (bollería, refrescos, snacks, alcohol etc…) y otros que sí pueden serlo (aguacate, pasta, arroz, legumbres etc…), con la idea de que al quitar esos alimentos, uno acabará bajando de peso, el colesterol o la tensión arterial.

A pesar de esta creencia, sabemos que cuando nos prohibimos algo, normalmente lo que nos ocurre es que lo deseamos más. Nuestra cabecita no entiende de prohibiciones. Si le estás diciendo todo el rato “No debes comerte esa galleta”, qué creerás que querrás con más ganas??? ¡¡La galleta!!

Al final, al haber estado controlando todos esos alimentos, sean o no sean más saludables, llegará un día que lo que más te apetezca sea comértelos, y no solo no te los comerás, si no que el exceso de control al que has estado sometido, te impulsará a descontrolar más que nunca.

Estas circunstancias, te conducirán a tirar la toalla, a pensar que no merece la pena el esfuerzo, y en definitiva a volver a tus hábitos anteriores, sin haber aprendido nada nuevo durante el proceso, a cambio de haber aumentado tu ansiedad y de haber empeorado aún más tu salud.

Además, normalmente, hacer una dieta implica renunciar al placer de comer sabroso, ¿te suena que todo te sepa a lo mismo? Ensaladas insípidas, arroz hervido y pollo a la plancha suelen ser habituales en esos menús. ¡¡Esto es muy aburrido y nada tiene que ver con comer sano!!

¿Y si en lugar de marcarte esas restricciones imposibles de seguir, aprendes a disfrutar plenamente de un estilo de alimentación saludable?

¿No crees que además de alcanzar tu objetivo, conseguirás mantenerlo para siempre?

Es posible que ahora mismo te estés preguntando: ¿y cómo puedo aprender a disfrutar de un estilo de alimentación saludable?

Con el nuevo curso online APRENDE A COMER SANO PARA SIEMPRE que empezamos el próximo 23 de Octubre, aprenderás a combinar los alimentos, a planificar un menú saludable muy fácil y súper apetecible, a distinguir los procesados saludables de los que no lo son, a hacer recetas sencillas, sanas y sabrosas, a mantenerte motivado, a comer de forma consciente, y muchas cosas más para conseguir sentirte bien comiendo sano.

QUIERO MÁS INFORMACIÓN