person-holding-papaya-fruit-on-bed-1030870

¿Hay alimentos que pueden favorecer el acné?

¿Influye lo que comemos en la aparición del acné? 

Si tú también como yo,  sufres acné, seguro que estás harta de haber probado miles de cremas, tratamientos, e incluso medicamentos. ¿Resultados? Pocos o ninguno.

¡Entiendo tu desesperación! En mi caso, llevo con acné desde los 13 años, y aunque actualmente ha mejorado notablemente el aspecto de mi piel (fruto de la alimentación y de otros tratamientos que te cuento más abajo), todavía me sigue saliendo algún que otro granito.

¿Qué es el acné?

El acné vulgar es una afección cutánea que se relaciona con la producción de sebo por las glándulas sebáceas, la inflamación de los comedones (puntos negros y espinillas) y la hiperproliferación de Propionibacterium acnes (bacteria).

Para entenderlo mejor, voy a desgranar un poco el proceso.

El poro de la piel se conecta con las glándulas sebáceas (producción de sebo) a través del folículo. El sebo transporta a través del folículo las células de piel muerta. A veces, el sebo, el vello y las células crean un tapón en el poro. Las bacterias presentes provocan hinchazón en este y cuando empieza a deshacerse el tapón aparece el grano o espinilla.

Muchos han sido los alimentos señalados en el agravamiento del acné. Sin embargo, pocos son los estudios que cuentan con unas características adecuadas para sacar conclusiones claras sobre su relación.

A pesar de esto y de que sería imprudente decir que hay una dieta anti-acné, sí tenemos información sobre qué alimentos o tipos de alimentación, podrían influir en el agravamiento o mejora del acné.

Teniendo en cuenta esto, podemos decir que la alimentación es uno de los factores a tener en cuenta en el tratamiento del acné. Y ese es el propósito de este post, darte a conocer cómo puedes mejorar tu alimentación.

¿Preparada? ¡Allá vamos!

LÁCTEOS

Los lácteos, como la la leche, el yogur y el queso, y de forma más específica algunos aminoácidos de estos, se asocian con un aumento de la producción de IGF-1.

¿I-G-F queeee? Seguro que te estás preguntando esto. Y no me extraña.jeje

Simplemente, quédate con la idea de que este compuesto se relaciona con un aumento de la producción de sebo, y en consecuencia con la aparición de acné.

Curiosamente, dicha relación se observa de forma más notable con el consumo de lácteos desnatados. Esto parece que podría ser debido a que quienes consumen estas versiones, lo hacen en una cantidad superior.

CARNE

Al igual que los lácteos, las proteínas de la carne se asocian a un aumento del factor anteriormente mencionado y la secrección de hormonas andrógenas. Y esto, nos hace de nuevo pensar, que su consumo podría aumentar la producción de sebo (acné).

DIETA CON UNA ALTA CARGA GLUCÉMICA

La carga glucémica (CG) es un concepto que no solo valora la rapidez con que los hidratos de carbono (HC) de un alimento se convierten en glucosa sanguínea, sino que también considera la cantidad de HC que tiene una ración del alimento.

Una alimentación con predominio de alimentos con un alto índice glucémico y un alto contenido de HC por porción, es lo que se conoce como dieta con una alta carga glucémica. La dieta occidental se caracteriza por ser así.

El alto consumo de alimentos ultra-procesados (galletas, chocolate con leche, zumos, refrescos, golosinas etc.), cereales y harinas refinadas, carne y productos lácteos, y el bajo consumo de verduras, frutas, legumbres, cereales integrales y frutos secos, entre otros; son su seña de identidad.

Se observa que este tipo de dieta podría favorecer el aumento de acné.

ALIMENTOS RICOS EN ANTIOXIDANTES

El acné es una enfermedad inflamatoria, y por ello, se ha sugerido que el consumo de alimentos ricos en antioxidantes: verduras, frutas, semillas, legumbres, frutos secos, té etc…podrían reducir la gravedad del acné.

PESCADO 

Aunque no se saben bien los motivos, algunos estudios observan que el consumo de pescado, también podría reducir la gravedad del acné.

En resumen, y para que no tengas dudas, a continuación te cuento los puntos que debes de tener claros para mejorar tu alimentación:

Evita el consumo de productos lácteos (queso, leche y yogur). El consumo de este grupo de alimentos no es indispensable para una buena salud. ¡No! Tampoco lo son para tener una buena salud ósea. Lo que sí debes conocer es cómo incorporar otras fuentes de calcio en tu dieta, ya que al eliminarlos el aporte de este puede verse disminuido. Dentro de los alimentos ricos en calcio, destacan los siguientes: col, repollo, brócoli, soja y derivados de la soja enriquecidos en calcio, alubias, tofu elaborado con sales de calcio, almendra, pescado azul y marisco.

Evita el consumo de carne. Al igual que el grupo anterior, también podemos vivir sin carne y no tener deficiencias nutricionales. Por lo que sabiendo que su consumo podría empeorar el acné, ¡puedes probar!

Evita el consumo de alimentos ultraprocesados (anteriormente mencionados).  Estos productos están compuestos por ingredientes de baja calidad nutricional: harinas refinadas, azúcares, grasas, sal y un elevado número de aditivos no necesarios. Si te faltan ideas para reducir su consumo, te invito a que visites la entrada Claves para reducir el consumo de ultra-procesados (pincha aquí).

– Y sobre todo y lo más importante, empieza a practicar una alimentación saludable. Sin esto, todo lo demás carece de sentido 😉

1.Prioriza el consumo de alimentos de origen vegetal (legumbres, frutos secos, verduras, frutas, semillas, cereales integrales).

2.Incluye al menos 2 porciones de verdura al día.

3.Toma al menos 3 piezas de fruta al día.

4.Acuérdate de los frutos secos y las semillas.

5.Consume alimentos con grasas saludables y antioxidantes: aguacate, aceite de oliva virgen extra, frutos secos, semillas y pescado azul.

Sumado a las recomendaciones nutricionales, quiero contarte 2 cosas que me están ayudando. ¡Ojo! Es mi experiencia personal y te recomiendo que valores tu caso con un especialista ;).

1.Rutina diaria de higiene con los productos de Biologic Recherche (son caros pero muy buenos). Al principio me daba pereza, pero ahora se ha convertido en una necesidad.

2.La realización de tratamientos periódicos en la clínica Gracia de la Maza, que como podéis leer en su blog (pincha aquí), son especializadas en acné.

¿Te ha gustado este artículo?

Si te has gustado y crees que puede ayudarle a otras personas, ¡no dudes en compartirlo para ayudarme a difundirlo!
También puedes preguntarme lo que quieras escribiendo en el apartado de comentarios.

Gracias por leerme y acompañarme 😉


Fuentes consultadas:

Christian R. Juhl , Helle K. M. Bergholdt , Iben M. Miller, Gregor B. E. Jemec, Jørgen K. Kanters  and Christina Ellervik. Dairy Intake and Acne Vulgaris: A Systematic Review and Meta-Analysis of 78,529 Children, Adolescents, and Young Adults. Nutrients. 2018, 10, 1049

Fiedler F, Stangl GI, Fiedler E, Taube KM. Acne and Nutrition: A Systematic Review. Acta Derm Venereol. 2017 Jan 4;97(1):7-9

Fiona S. Atkinson, Kaye Foster-Powell and Jennie C. Brand-Miller. International Tables of Glycemic Index and Glycemic Load Values: 2008. Diabetes Care. 2008 Dec; 31(12):2281-2283

Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la piel: https://www.niams.nih.gov/es/informacion-de-salud/acne

Katta R, Kramer MJ. Skin and diet: an update on the role of Dietary Change as a Treatment strategy for skin disease. Skin Therapy Left. 2018 Jan;23(1):1-5.

Lee YB, Byun EJ, Kim HS. Potential Role of the microbiome in acne: A comprehensive Review. J Clin Med. 2019 Jul; 8(7): 987

Romanska-Gocka K, Wozniak M, Kaczmarek-Skamira E, Zegarska B. The possible role of diet in the pathogenesis of adult female acne. Postepy Dermatol Alergol. 2016 Dec;33(6):416-420

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email