Coaching nutricional: cómo puede ayudarte a perder peso

¿Qué es perder peso?

Si nos referimos a la pérdida de peso como el descenso del número de la báscula, conseguirlo podría ser relativamente sencillo. Sin embargo, como ya os conté en el post La báscula, ¿tu enemiga para perder peso?, perder peso no significa esto, si no reducir la grasa corporal, aumentar y/o mantener la masa muscular, y además conseguir que esa mejora permanezca en el tiempo.

Teniendo en cuenta esto, y en base a mis conocimientos y experiencia, no puedo decir que perder peso sea fácil. ¿Por qué? Porque para lograrlo, el esfuerzo, la paciencia, la constancia, la confianza y las ganas de aprender, deberán ser tus mejores compañeros, ¿estás dispuesto a que lo sean?

Seamos sinceros, a la mayoría nos encantan las cosas que no requieran de mucho tiempo, esfuerzo y paciencia, ¿verdad? Y es en este punto donde puedes encontrar la respuesta a por qué no consigues una pérdida de peso saludable.

Para lograrlo, cambiar aquellas conductas, comportamientos, creencias, rutinas, pensamientos…que hasta ahora han ejercido una influencia negativa sobre tu peso, es indispensable, ¿los tienes identificados? Si no los tienes aún, tómate unos minutos y reflexiona sobre esta pregunta.

¿Te ayuda una dieta a cambiar esos comportamiento?, ¿Te permite un complemento “quemagrasas” modificar tus creencias alimentarias?

Seguramente que la respuesta la tienes. Y entonces, ¿por qué sigues ese camino? Probablemente porque como os decía unas líneas más arriba, tomar ese camino es más fácil y rápido a corto plazo.

Llegados a este punto, quiero hablarte del coaching, y de forma más concreta del coaching nutricional, ¿has oído hablar de esta metodología?, ¿sabes qué es el coaching nutricional?, ¿conoces cómo puede ayudarte a perder peso?

¿Qué es el Coaching Nutricional?

El coaching nutricional puede definirse de diferentes formas, pero en base al tiempo que llevo aplicándolo, y a mi experiencia como coordinadora y docente de la Certificación en Coaching Nutricional de Coaching Camp, me gusta dar la siguiente definición.

Es un proceso de comunicación (verbal y no verbal) dirigido por un coach experto, que tiene como propósito principal, empoderar al coachee (persona que lo recibe), hacia el cuidado autónomo y responsable de sus hábitos alimentarios.

Si te das cuenta, en esta definición no he incluido nada relacionado con tener conocimientos en nutrición y dietética. Y es que, es precisamente esto lo que diferencia el asesoramiento nutricional del coaching nutricional, o lo que desde mi punto de vista, debería diferenciarlo.

Como la propia palabra indica, asesoramiento nutricional es asesorar a la persona sobre el tipo de alimentación más recomendable para sus necesidades u objetivos. Es decir, todo lo relativo al tipo, proporción y combinación de alimentos. Y permitidme que haga un inciso en este momento, ese consejo, debería ser realizado por un Dietista-Nutricionista y/o Dietista titulado y no por un Coach Nutricional u otro profesional, que no cuente con esa titulación.

¿Cómo puede ayudarte el Coaching Nutricional a perder peso?

Para lograr el propósito del coaching nutricional, a lo largo de todo el proceso, y gracias a las técnicas de comunicación aplicadas, consigues ser el protagonista de tus hábitos alimentarios.

Conseguir esto último, es desde mi punto de vista, una de las causas del éxito de esta metodología, ¿cómo te sientes cuando eres tú quien eliges y decides lo que quieres en tu vida (alimentación)? Normalmente, te sentirás bien y tendrás una sensación de libertad e independencia.

Esa sensación, a su vez, incrementa tu motivación intrínseca, ya que potenciar el poder de elegir, ejerce una influencia positiva sobre esta. Y en consecuencia, al aumentarla, se activa el impulso para actuar y generar los cambios que deseas.

Al ponerte en acción, esa movilidad genera un aumento de tu sensación de autoeficacia.

Además de empoderarte, convertirte en el protagonista de tu alimentación y despertar tu motivación por el cambio; el coaching te permite volverte responsable y alejarte del posible papel de víctima que no te permite actuar. Imagina que no sales a pasear porque llueve, ¿de quien depende que llueva?, ¿en qué medida es la lluvia responsable de que no salgas a caminar?

También, a través de este proceso de comunicación, puedes resolver ambivalencias*, y en consecuencia modificar aquellas conductas que te alejan de tu objetivo nutricional.

*Querer y no querer dos cosas a la vez y/o querer cosas que son incompatibles. Un ejemplo de ambivalencia sería: “quiero comer sano pero no quiero probar las verduras”

Sumado a todo esto, si hay algo que destacaría de las ventajas de un proceso de coaching, es que te permite tomar conciencia de todo lo relativo a tus comportamientos alimentarios (creencias, conocimientos, valores, actitudes…), determinar si quieres cambiar e identificar cómo.

En resumen, el coaching nutricional te permite convertirte en el capitán de tus hábitos alimentarios.

¿Cómo te sentirías si fueras tú el protagonista de tu hábitos? ¡Seguro que muy bien! 🙂

Ya te he contado cómo puede ayudarte el coaching nutricional a perder peso. Ahora, y para completar el artículo, quiero detallarte en qué no puede ayudarte.

¿En qué no puede ayudarte el Coaching Nutricional?

Al igual que hace un rato te decía que el coaching nutricional y el asesoramiento nutricional aunque deben de ir de la mano, no significan lo mismo, también me gustaría decirte que el coaching nutricional no debería sustituir a la terapia psicológica.

El tratamiento del sobrepeso y la obesidad es complejo, y no solo por lo que os decía al inicio del post, si no porque los factores implicados en la pérdida de peso son muy diversos, a veces complejos y muy específicos de cada persona.

Dentro de estos factores, están los psicológicos. Los más comunes: conductas compulsivas, ansiedad, desórdenes alimentarios etc…, y estos deben de ser tratados por los profesionales más idóneos: psicólogos clínicos y psiquiatras.

¡Ah! Y por si queda alguna duda, el coaching nutricional tampoco sustituye a un buen entrenador personal 😉

En conclusión, y con la ciencia y mi experiencia en la mano, los mejores resultados de pérdida de peso los veo cuando se hace un trabajo conjunto entre los diversos profesionales implicados.

Si tienes dudas, preguntas u opiniones sobre el Coaching Nutricional, me encantará que me dejes tu comentario un poco más abajo.

Además, si quieres complementar este artículo con otras lecturas, te recomiendo las siguientes.