Bebida vegetal

Las bebidas vegetales, ¿Sucedáneo de la leche?

Las bebidas vegetales comenzaron a popularizarse hace tiempo, pero ha sido en los últimos años cuando su consumo se ha disparado. Prueba de ello es la gran variedad que encontramos hoy en todos los supermercados convencionales (soja, avena, almendra, arroz, coco…) y el alto precio que tienen (1-3€/litro) si lo comparamos con la leche (0,5€/litro).

Estas bebidas suelen denominarse “sucedáneos de la leche” a pesar de tener una composición nutricional diferente a esta última.

A través del artículo de hoy, quiero hacer un repaso de las principales preguntas y dudas que surgen en torno a estas: ¿Qué son las bebidas vegetales?, ¿Por qué están de moda?, ¿Son un buen sustitutivo de la leche?, ¿Cómo elegir la mejor?

¿Qué son las bebidas vegetales?

La bebida vegetal es un producto alimenticio constituido principalmente por agua y extractos vegetales: legumbres (soja), frutos secos (almendra) o cereales (arroz, avena), entre otros.

A todas estas bebidas les suelen añadir vitaminas (B12, D) y minerales (calcio) para que su composición nutricional se asemeje a la de la leche de vaca. Además, para darles un sabor más dulce, a muchas de ellas les adicionan azúcares (azúcar, fructosa, miel, dextrosa…).

En mi opinión, que la industria alimentaria enriquezca estas bebidas con vitaminas y minerales puede ser positivo. Sin embargo, que lo haga con azúcares no lo es nada. Por eso, este último aspecto es uno de los que debes tener en consideración a la hora de elegir una bebida u otra. 

 

¿Por qué están de moda?

Sin ninguna duda, uno de los principales motivos de su auge es la mala prensa que ha tenido el consumo de leche en los últimos años. Aunque no es motivo de este post, os recomiendo que leáis este artículo y este otro para que podáis conocer varios puntos de vista.

Otra de las posibles razones es la mayor presencia de alergias e intolerancias a la leche, en muchas ocasiones no diagnosticadas por un médico y siendo fruto del autodiagnóstico, derivado este de experiencias subjetivas o falsas creencias.

Por otra parte, cada vez son más las personas que quieren practicar una alimentación vegetariana sin lácteos; siendo estas bebidas una de las principales alternativas para reemplazar la leche.

No obstante, sea por el motivo que sea, lo que está claro es que sus fabricantes conocen bien que ha aumentado su demanda, y por ello no solo cada vez podemos elegir entre una mayor gama de bebidas vegetales, si no que además las encontramos con facilidad en supermercados convencionales.

 

¿Son un buen sustituto de la leche?

Este alimento guarda similitudes con la leche en cuanto a formato y características de color, estado, textura…pero sin embargo, vamos a ver que su composición nutricional es diferente, es por ello que utilizar la palabra sustitutivo, como se suele hacer comúnmente, no es lo más correcto.

La leche se caracteriza por ser rica en proteínas de alto valor biológico (contiene todos los aminoácidos esenciales), lactosa (azúcar de la leche), grasa saturada (en menor o mayor proporción según el tipo), minerales (calcio, magnesio, potasio, fósforo) y vitaminas (vitamina A y vitamina D).

Por su parte, las bebidas vegetales suelen ser pobres en proteínas (salvo la de soja), menos ricas en grasa (salvo la de almendra y soja), algunas más ricas en azúcar (chocolateadas, coco..) y suelen estar enriquecidas en minerales (calcio) y vitaminas (vitamina D y vitamina A), siendo estos últimos menos aprovechables por el organismo.

A pesar de estas diferencias, es importante destacar que ni la leche ni las bebidas vegetales son indispensables en nuestra alimentación, por lo que a pesar de sus diferencias nutricionales, no son aspectos que nos deban importar, ya que sus nutrientes podemos adquirirlos a partir de otros alimentos.

No obstante y en resumen, las bebidas vegetales sí pueden ser una buena alternativa, que no sustitutivo, para quienes busquen suplir las particularidades que aporta la leche (adicción en el café, batidos, cremas…) en la alimentación.

¿Qué bebida vegetal elegir?

Existen muchas particularidades entre unas bebidas vegetales y otras, por ello es importante saber elegirlas bien. A continuación os muestro unos pasos a seguir para elegir la bebida vegetal más adecuada.

 1. Leer los ingredientes.

Estos aparecen en orden decreciente según su presencia en el producto. El primer componente del listado es el más presente en el producto final.

En las bebidas vegetales, normalmente el primer ingrediente es el agua. Después, lo ideal es que lo sea el extracto vegetal (almendra, soja, avena…) en cuestión, y que además esté en un alto %. Valores del 2-3% suelen ser frecuentes y sin embargo es un aporte muy bajo.

A pesar de que lo ideal es que el segundo ingrediente sea el extracto vegetal que da nombre a la bebida, en una gran variedad de estas, el segundo componente es el azúcar (azúcar, fructosa, dextrosa, sacarosa…), particularidad que debería llamar tu atención y motivarte a descartar esa bebida, ya que el producto final se caracterizará por ser rico en este nutriente.

2. Valorar la composición nutricional.

Como consejo, no te fijes en las calorías, y sí en otros nutrientes como los azúcares, las proteínas, el calcio y la vitamina D.  Para comparar entre productos, hazlo leyendo los datos que aparecen por 100 ml de bebida.

Los azúcares, cuando están por debajo de 6g/100 ml suele ser señal de que no han adicionado azúcares extra. Sin embargo, este truco es bueno que lo contrastes con los ingredientes del producto.

Si buscas una bebida con mayor aporte de proteínas, la bebida de soja es la que más aporte tiene. La mayoría de personas consumen suficientes proteínas, por lo que este aspecto no debería ser de tu interés al menos que tengas un objetivo nutricional que lo requiera.

En relación al calcio y la vitamina D, fíjate que aporten unos 120 mg de calcio y 0,75 microgramos de vitamina D. Elegir aquellas bebidas enriquecidas en estos sí puede ser una buena elección a pesar de que puedan ser peor aprovechados por el organismo.

3. Comparar la calidad nutricional, la calidad organoléptica y el precio.

Son bebidas caras. Por lo que encontrar una que tenga una buena calidad nutricional, organoléptica, y que además tenga un menor coste es deseable. Como los gustos dependen de cada persona. Este punto debes de valorarlo tú mismo.

En conclusión:
  • Las bebidas vegetales, al igual que la leche, no son indispensables en nuestra alimentación.
  • Por sus características organolépticas pueden ser una alternativa a la leche.
  • Por sus particularidades nutricionales, si nos referimos a su aporte nutricional no es adecuado referirnos a estas como sucedáneos o sustitutivos de la leche.
  • Pueden formar parte de una alimentación saludable, pero es importante fijarnos en su composición nutricional y elegirlas sin azúcares añadidos.

 

Si queréis ampliar la información sobre las bebidas vegetales, os recomiendo que visitéis también las siguientes entradas:

 

Espero que haya resultado de vuestro interés la información aportada en este artículo. Si crees que puede interesarle a otras personas, no dudes en compartirlo.

Seguimos nutriendo el cambio.:)

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email